miércoles, 25 de marzo de 2015

El desastre Andaluz: Más de lo mismo.

Que el psoe sea el grupo político mayor votado, en la comunidad andaluza, hay que mirarlo con lupa. Es cierto que es el partido más votado en estas elecciones. Pero no ha conseguido la mayoría absoluta para poder gobernar, como partido único.


Susana Díaz necesitara apoyos puntuales para poder llevar una gobernanza en la región. Tanto Podemos como ciudadanos han entrado con fuerza en la comunidad, estos partidos son la tercera y cuarta fuerza política en Andalucía, según los resultados obtenidos celebrados el 22 de marzo de 2015, las declaraciones de ambos líderes afirman que no pactaran, ni entraran en el gobierno de Susana Díaz. Pero habrá que esperar acontecimientos.

Los grandes perdedores de estas elecciones, no son el PP, o izquierda unida, o el partido de Rosa Díaz, sino los Andaluces, él porque es muy claro estaban tomando soma cuando fueron a votar, como en la obra de Aldous Huxley, Un mundo feliz, donde los ciudadanos andaluces están confusos y hacen lo que dice su Director de la D.I.A., que es Susana Díaz, que tiene acondicionados a los andaluces y los considera unos épsilones, pese que exista por doquier caso de corrupción, una gestión ineficaz, y paro masivo.

Le siguen respaldando a esta Directora, tras la huida de los dos antiguos directores, que se han refugiado en el senado, como aforados, para que la justicia de primera instancia no les persiga.
Existe realmente proyecto para Andalucía por parte de los socialistas andaluces: Que se basa en el bienestar social para los acólitos del partido socialista andaluz, crear puestos de trabajo para sus amiguetes y familiares, y seguir con las mismas políticas que han llevado al cataclismo a la región andaluza.

Si más de treinta años no han servido para crear y fomentar una sociedad avanzada, con una industria tecnológica de primer orden, y una diversificación económica de todos los sectores productivos, no existe ningún rayo de luz al final del túnel, los andaluces estamos condenados al empobrecimiento tanto económico, social, y cultural.

Autor: Francisco Javier Moreno Medina


No hay comentarios:

Publicar un comentario